Hamilton gana el GP de México y queda a un paso de ser campeón de la F1

0
19

AFP

Consulta aquí si tienes multas de tránsito y recibe descuentos!!!

El piloto británico Lewis Hamilton de la escudería Mercedes ganó este domingo el Gran Premio de México de Fórmula 1, celebrado en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la capital mexicana, pero no pudo consumar su sexto título mundial.

“No me importa que se haya alargado la definición del campeonato, esta es una carrera que yo quería ganar”, dijo Hamilton tras su victoria.

Hamilton terminó por delante del alemán Sebastien Vettel (Ferrari) y del finlandés Valteri Bottas (Mercedes), quien mantuvo viva la lucha por el Campeonato Mundial de pilotos al colocarse a 74 puntos del liderato.

Tras la 18ª carrera de la temporada, Hamilton lidera la clasificación con 363 puntos seguido por Bottas, que tiene 289, y con un calendario que aún tiene 78 puntos por repartir en tres GP: Estados Unidos, Brasil y Abu Dabi. 

Hamilton logró la victoria número 83 de su trayectoria y segunda en México, la anterior fue en 2016.

– Cuestión de estrategias –

Inmediatamente después de la largada se suscitaron varios toques; Hamilton y el holandés Max Verstappen (Red Bull) que comenzaron desde la segunda línea salieron de la pista y corrieron algunos metros sobre la hierba, incluso fueron rebasados por el tailandés Alexander Albon (Red Bull) y el español Carlos Sainz (McLaren).

Vueltas después de ese incidente, Hamilton decidió hacer su cambio de neumáticos en la vuelta 24 para no volverse a parar en los pits y mantenerse concentrado el resto de la carrera.

En contraparte, el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) no supo sacarle provecho a la ‘pole position’ y la ventaja se le fue por las dos paradas que hizo en pits en las vueltas 15 y 44.

A pesar del empuje que mostró en el último tercio de la prueba y de registrar la vuelta más rápida, Leclerc pagó caro la decisión de ir dos veces a los boxes y no alcanzó a subir al podio.

“La estrategia de una parada era la lógica, la correcta”, admitió Mattia Binotto, jefe de Ferrari.

– Entre caballos y flechas –

Después de las primeras 20 vueltas, la lucha por la victoria quedó entre los caballos rampantes y las flechas plateadas: Vettel por delante de Hamilton y Bottas y de su coequipero Leclerc.

A la mitad de la carrera, Vettel y Bottas, que decidieron no parar en pits hasta entonces, iban al frente; el alemán llevaba alrededor de cinco segundos de ventaja sobre el finlandés.

Bottas paró por fin hasta la vuelta 37 y Vettel lo hizo en la 38; Leclerc y Hamilton adelantaron para ser primero y segundo.

El monegasco tuvo que entrar a cambiar neumáticos nuevamente y ahí marcó su suerte; Hamilton tomó la delantera para ya no perderla, a pesar de la persecución de Vettel.

“Quiero darle las gracias a mi equipo porque trabajaron de forma dura y efectiva sabiendo que es una carrera dura para nosotros, después de pasar por el pasto tenía el coche dañado, la aerodinámica no estaba funcionando y la carrera se tornó de gran lucha”, apuntó Hamilton.

– Pesadilla para Verstappen –

Tras dejar la ‘pole’ en manos de Leclerc por no desacelerar ante el accidente de Valteri Bottas el sábado al final de la prueba clasificatoria, el domingo Verstappen quedó rezagado muy pronto en la carrera debido a un percance.

En la vuelta 5 el holandés quiso adelantar a Bottas y en la maniobra se le reventó el neumático trasero derecho; ahí quedó fuera de posibilidades de lograr el tricampeonato en el Gran Premio de México.

A Verstappen el esfuerzo por recuperar terreno le alcanzó para terminar en el sexto lugar y dejar en séptimo al mexicano Sergio Pérez (Racing Point).

“Fue muy raro y muy desafortunado lo que pasó conmigo, de pronto mi llanta quedó pinchada pero esto es parte del juego”, comentó Verstappen. 

– Pifias en los pits –

El británico Lando Norris (McLaren) y el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) sufrieron incidentes en la zona de pits que les hicieron perder segundos valiosos.

Norris tuvo que detenerse al final de la ‘pit lane’ debido a que una llanta no fue colocada correctamente; apurados los integrantes de su equipo tuvieron que ir por el auto para regresarlo y enmendar el error.

Esta falla en pits tuvo su consecuencia en la vuelta 51 con el retiro de Norris.

Por su lado, el auto de Giovinazzi se cayó en plena maniobra de cambio de llantas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here